Primer aniversario

 

En breves cumpliré un año de mi jura, creo que estoy casi tan nerviosa como ese día y me gustaría compartir con vosotros mi experiencia y mirar atrás hacia el camino recorrido para daros los mejores consejos que tengo si queréis aceptarlos y si estas empezando, o si ya tienes más experiencia que yo, que te ayude a conocerme un poco más.

Miro hacia atrás y ha sido un año muy intenso, mucho más que otro sin duda, ha sido un movimiento constante, con cambios de ritmo, pero en mi cabeza era la sensación de nadar, de nadar grandes distancias, a veces con mareas embravecidas, a veces con sol, unas veces cuando estaba ya algo agotada no paraba, pero reducía el ritmo para luego seguir con más fuerza.

Así que de eso se trata, de un movimiento constante y sin pausa, de seguir nadando.

Pero la cuestión no es solo seguir nadando, es tener capacidad de adaptación, de poder decir ahora buceo para que la ola no me pille, o subirse a la ola para ganar impulso, a veces no sabes a dónde vas, pero en tu cabeza tiene que estar fijada una meta.

Porque una cosa es lanzarse a la piscina y nadar para no ahogarte pero sabiendo que te tocará nadar con fuerza y hacia donde nadaras invirtiendo fuerzas y tiempo, y otra es lanzarse a la piscina sin más.

Así que estos son mis primeros tres consejos dichos a través del acto de nadar:

  • Muévete siempre, no te detengas, cambia de ritmo pero muévete
  • Fíjate las metas, tanto a corto, como a medio y largo plazo.
  • Aprende a dejarte llevar a veces, y a responder a los cambios

Ahora hablando de experiencias, el derecho es emocionante, siempre es algo distinto pero familiar, y a la par es muy exigente y necesita de muchas horas, por lo que la planificación es muy importante.

  • Planificación de tiempo, de recursos y de batallas.

Porque el derecho a veces no es sexy, como escuchar decir una vez, a veces tienes que decirle a tu cliente que no se puede construir una casa en un terreno protegido, o transformar una obra sin el consentimiento del autor y pretender que sería el autor original el que debería estar agradecido, porque además tenemos que ser siempre sinceros, por amor a la transparencia y porque no vale la pena mentir nunca, bajo ningún concepto, así que a veces cuando estudies el caso y le tengas que decir las posibilidades, lo que ves, el diagnostico de su problema social, podrás ver que hay tan pocas posibilidades de éxito que no vale la pena luchar.

Pero luchar no siempre es la única salida.

Acordar, solucionar son parte del objetivo, así que cuando a veces tengas que decirle, “esto es complicado, hay pocas posibilidades” encontrarás un pero, y le dirás lo que SI puede hacer, como minimizar el impacto, como se puede llegar a una solución y decirle como tenemos que actuar para llegar a ese una solución, y creo que ese es el objetivo, solucionar.

Entonces, mi consejo es:

  • busca soluciones de todos los colores

No tiene que ser siempre una batalla, puede ser un acuerdo, puede ser llegar a algo justo entre las partes, que las ideas salgan de tu cabeza como luz del sol, porque lo vas a necesitar.

Trabajes para un despacho, o para ti mismo, necesitas saber que al final todo lo que haces es para ti, para tu crecimiento personal y profesional, si trabajas para ti mismo como me pasa a mí tendrás tus pros y contras, en mi caso trabajo con colaboraciones ( guiño guiño si estas interesado), y aprovecho para ser algo nómada, quiero decir que a veces puedo estar trabajando en la ciudad de la justicia, otras veces en la biblioteca del icav, otras iré a un café a ver a las personas mientras tengo todo lo que necesito en la Tablet, en el móvil o en el portátil según se tercie o el silencio acogedor de mi despacho, a las horas que sean, en el momento que sea, como si me levanto a las 4 de la mañana para hacer ese escrito maravilloso que se me había trabado. O si trabajas para otras personas, saber que ese jefe puede ser un gran cliente, la satisfacción de decir que en esa organización de la cual eres miembro crecerá y potenciará ciertos aspectos de tu carrera de tu persona como ninguna, pero que en el momento en el que sientas que debes hacer un cambio, o que por circunstancias ajenas tienes que dejarlo, todo lo que has hecho no ha sido solo para ver crecer esa bonita criatura llamado despacho o empresa, sino para sentirte bien y realizado.

Intenta conseguir casos de todos los tipos y colores, yo me fijé como objetivo tocar varias ramas, hacer de bombero y apagar fuegos, luchas batallas muy difíciles, o crear proyectos. Por mi naturaleza esta es la parte que más me gusta, crear proyectos, revisar que todo pueda estar en orden que vayas a llegar a buen puerto en lugar de ponerle parches a posteriori, es una sensación de satisfacción y ver cómo sale adelante es muy satisfactorio.

Necesitaras experimentarlo, para saber lo que te gustaría hacer y poder sentir que podrás levantarte muchos días, por no decir cada día de tu vida, para hacer lo que haces.

Mi consejo es este: dale sentido a lo que haces, encuentra la satisfacción de aquello que estas desarrollando.

Porque necesitarás vivir también, hablaba con un amigo muy querido el otro día sobre pasiones, sobre hacer locuras, hacer planes, porque al final es la única vida que tenemos y por mucho que adore el derecho, aunque me encante hacer investigaciones, encontrar respuestas y soluciones, resuena en mi cabeza esa pregunta: ¿Dónde te gustaría estar? y según el día te lo diré, y según el plazo, corto, largo o medio, la respuesta variará, pero porque no puedo escribir el futuro en piedra.

Y eso te lo tienes que preguntar ¿donde quieres estar? ¿lo que haces es una herramienta para luego llegar a otra cosa? ¿o es el fin último en sí?

Tendrás que llevar a cabo la ardua tarea de conocerse a uno mismo.

Y para hacerlo todo lo corto que he podido y finalizar, no estés solo, cuando digo de donde aparecí, diré que aparecí de leer blogs de colegas con los que nunca me atreví a hablar en principio porque me sentía cohibida y pequeñita, pero interactue con uno de los profesionales mas majos que pude encontrar en el mundo de la abogacía y viendo a los integrantes del sector sentí que eran acogedores, que me sentía segura aunque sea una dibugada y solo hable en privado de esas grandes pasiones que me llenan o haciendo offtopics en el grupo, llegando a conocer poco a poco a muchos más, descubrir como nos mueve un objetivo muy común y haciéndome sentir bastante afortunada, afortunada porque con algunos hablo todos los días, de todo un poco, es emocionante compartir ideas, proyectos, vida personal y a la par poder tener esa esfera personal de tu propio trabajo, afortunada porque todos han sido agradables y aunque alguno me ha analizado de forma tan vistosa que podía sentir como iban haciéndose ideas sobre mi (bastante sencillo por cierto) y sentirme intimidada, pero que terminaban siendo lo más agradable del mundo.

Afortunada porque al mundo de la abogacía ya lo pintan lo suficientemente duro y frio para encontrarse nuevas sorpresas algo desagradable, pero creo, en mi opinión personal forjada por los profesionales que conozco, que todos tenemos una meta en común, un lugar mejor, y cada cual en la esfera de su profesión persigue la justicia.

 

Hello world

Estrenamos Web, canal en youtube y empezamos una nueva aventura, en este primer y nuevo video hablaremos sobre las obras como objeto de propiedad intelectual, materia sobre la que irán la primera serie de videos.

 

Abordaré los artículos 10 al 13 donde establece cual es el objeto de la propiedad intelectual: las obras y prestaré unos segundos más de atención a las exclusiones (art. 13 LPI)

y en los siguientes explicaremos sobre las obras originales y derivadas ¡estad atentos!

Gracias especiales a Edu (@Edulawyer en Twitter) y @pablofb 🙂 por su insuperable ayuda